domingo, septiembre 30

Antibióticos, niños y las infecciones respiratorias



Los niños de hasta 5 años de edad, son más propensos a padecer algún tipo de  infección respiratoria aguda.

Es en los meses fríos cuando se incrementa la prevalencia de este tipo de patologías,y si es necesario el pediatra prescribirá un antibiótico.

Se debe a  factores de tipo anatómico y a la inmadurez o fallo de su sistema inmunológico.

A esto habría que sumar otros factores de riesgo externos y sobre los que podemos actuar a nivel preventivo. !Ya sabemos que los niños lo tocan todo, y se quieren mucho entre ellos¡

A nivel individual también influye:


  • la edad (frecuencia y gravedad es mayor en niños menores de un año)
  • bajo peso al nacer
  • ausencia de lactancia materna en los primeros 6 meses de vida
  • desnutrición
  • programa de vacunación incompleto
  • carencia de vitaminas A y C.....

Se distingue entre infecciones respiratorias agudas de vías altas y de vías bajas.

Las infecciones respiratorias agudas de vías altas ocurren cuando el microorganismo causal se asienta en vías altas, esto es, en nariz, senos  paranasales, garganta o faringe con amígdalas y  en oído medio.

De este modo hablamos de rinofaringitis, faringoamigdalitis, faringitis, sinusitis aguda, otitis media etc.

En las infecciones respiratorias agudas de vías bajas, se pueden ver comprometidas  laringe, tráquea, bronquios y  pulmón.
Se encuadran aquí  laringitis, traqueítis, bronquiolitis, neumonía y sus combinaciones.


Cuando se hace necesaria establecer la antibioticoterapia en atención primaria, los antibióticos de elección generalmente son:

Amoxicilina, amoxicilina mas clavulanico ,azitromicina,cefuroxima acetilo,claritromicina....

Pequeñas reglas

Amoxicilina

La dosis a administrar a niños se encuentra en los rangos 40-80 mgr/kg/día, que se repartirá en 3 o 4 tomas.

Las presentaciones pediátricas que encontramos en el vademécum español son:

Amoxicilina Suspensión 125mgr/5ml
Amoxicilina suspensión 250 mgr/5ml .Para esta presentación una regla rápida es la siguiente: 1ml/kg de peso/día a repartir cada 6 u 8 horas.
Amoxicilina sobres 125 mgr,250 mgr.

Amoxicilina/acido Clavulanico

La posología a aplicar para niños es 40-80 mgr/Kg/día  repartido en 2 o 3 tomas.

En el vademécum español encontramos las siguientes presentaciones pediátricas :

Amoxicilina/acido clavulanico suspensión 100/12,5 mgr/1 ml (para niños).

Una regla rápida seria: 0.4 ml/Kg/día

Azitromicina

En niños la posología a aplicar es 10 mgr/kg/día en una toma, solo diaria.

La presentación para niños es  azitromicina jarabe 200 mgr/5ml.

Una regla rápida seria 0.25ml/kg al día.

Uso racional del antibiótico

La elección adecuada del antibiótico la realizará el médico o pediatra en función del diagnostico y la sensibilidad del germen probable que causa la infección. 

Es preciso un uso racional del antibiótico.

La automedicación en este tipo de fármacos no es nada recomendable.

 Para ello hay que tener en cuenta lo siguiente:
  • La dispensación y administración de un antibiótico debe venir siempre respaldada por una receta médica.
  • Es importante cumplir con la duración del tratamiento prescrito, aunque mejoren los síntomas.
  • Es importante que  permanezca siempre la concentración de antibiótico eficaz en el lugar de acción en nuestro organismo  o Concentración Mínima Inhibitoria (CMI) durante el tiempo necesario, para ello se deben realizar las tomas según la pauta indicada, cada 6 o cada 8 o cada 24 horas, según proceda.
  • El antibiótico sobrante, una vez cumplido todo el tratamiento, debe ser desechado. Para ello en las oficinas de farmacia existe el punto SIGRE o punto del sistema integrado de gestión y recogida de envases que es lo que significa sus siglas.
  • Algunos antibióticos deben tomarse con alimentos y otros exigen que se haga una hora antes o dos horas después de haber comido, para que la efectividad del antibiótico no se vea reducida.

Principales reacciones adversas de los antibióticos

La mayoría de los antibióticos prescritos en atención primaria por el pediatra o el médico generalista son seguros.

  • El efecto adverso más grave es el shock anafiláctico provocado por los antibióticos betalactamicos (penicilinas y cefalosporinas) y  es poco frecuente.
  •  Esta sería la reacción alérgica más grave frente a este tipo de antibióticos. La más leve seria una simple erupción cutánea que hay que vigilar.
  • Las tetraciclinas pueden decolorar el esmalte dental si se administran durante el crecimiento y alterar el desarrollo óseo.
  • La mayoría de antibióticos pueden “barrer” la flora microbiana normal en diversas cavidades de nuestro organismo dando lugar a infecciones por hongos como  cándida. 
          Se dan sobre todo candidiasis en la boca  y vaginal.

          También por esta razón pueden aparecer diarreas  al alterar la flora microbiana intestinal.

Consejo: administrar junto con el antibiótico algún preparado a base de lactobacillus acidophillus (Lactofilus polvo oral por ejemplo) para recuperar la flora microbiana (en niños menores de  tres años consultar con el pediatra).

Como preparar la suspensión extemporánea de un antibiótico


  • Las suspensiones orales de antibiótico han de prepararse con agua mineral.
  • Primero se ha de invertir el frasco varias veces para despegar el polvo adherido al fondo.
  • Se añade agua  por debajo de la marca que aparece en el envase.
  • Se agita invirtiendo el bote varias veces.
  • De nuevo se añade agua enrasando hasta la marca y se agita enérgicamente.
  • Anotar en el envase la fecha de  preparación. A partir de esta fecha el medicamento tiene un periodo de validez de 7-10 días.(Estará indicado)
  • Antes de extaer la dosis acordaros de agitar, ya que es una suspensión.
  • Esta suspensión una vez preparada se conservara en frigorífico a una temperatura entre 2 y 8 grados centígrados.