martes, julio 2

Oídos y avión

Si eres un habitual de los viajes en avión o tus vacaciones comienzan cogiendo un avión,o por motivos laborales debes viajar en avión ,ya sabrás que es muy común tener molestias en los oídos,cuando aterrizas.

Es un problema de presiones.

La barotitis media o aerotitis se refiere a una lesión del oído medio debido a cambios de la presión ambiental.

Ocurre que el aire queda atrapado en el oido medio y no tiene salida a través de la trompa de Eustaquio.

Los vasos sanguíneos y las paredes que forran el oido medio se inflaman.

Puede resolverse por si misma esta dolencia o requerir tratamiento ,en función de la severidad de los síntomas, los cuales pueden persistir hasta un mes.

Los síntomas pueden aparecer inmediatamente después de que se produzca esta diferencia de presiones o al  cabo de varias horas,y estos pueden permanecer todo el tiempo o pueden ir y venir.

Breve anatomía

La trompa de Eustaquio permite mantener una misma presión de aire a ambos lados de la membrana timpánica.
El tímpano separa el exterior (conducto auditivo) del interior (oído medio).
La trompa de Eustaquio conecta el oído medio con la parte posterior de la nariz.

Cuando la presión exterior ambiental aumenta de repente, como ocurre al aterrizar un avión o al sumergirse en el agua rápidamente, el aire debe atravesar la trompa de Eustaquio ,para así igualar la presión en el oído medio.

La trompa de Eustaquio puede estar obstruida a causa de una infección respiratoria o alguna alergia, de modo que el gas no pueda desplazarse desde la nasofaringe al oído medio  y no sea posible ante una eventual subida de presión ambiental, igualar la presión en el oído medio.

La presión en el oído medio seria inferior a la presión ambiental , con la consiguiente retracción del tímpano.

Una diferencia de presión muy elevada puede provocar una hemorragia en el oído interno con rotura del tímpano.

La ventana oval o entrada al oido interno desde el odio medio también puede romperse permitiendo la salida de liquido del oído interno al medio, provocando perdida de audición y vértigo.

Recomendaciones

Para los cambios repentinos de presión que se producen cuando se viaja en avión y que nos producen dolor o zumbidos de oidos podemos,masticar chicle, respirar por la boca,bostezar o tragar.

Si se tapona el oido podemos realizar una maniobra de Valsalva. 
Esta consiste en lo siguiente: con la barbilla ligeramente hacia delante,tapamos la nariz y cerramos la boca y con cuidado simulamos soplar.

Si tenemos una infección respiratoria de vías altas no se debería volar o bucear.
Si se decide hacerlo, se pueda utilizar un descongestivo nasal tópico de 30 a 60 minutos antes del descenso como preventivo.