jueves, octubre 3

Preparar un biberon

Dar un biberón a un bebé lactante por primera vez, supone, como toda primera vez,desconocer ciertos detalles,pero que facilmente superamos, pues es mucha la información que a mano tenemos.

En el universo del bebe,hay muchas creencias,leyendas y mitos erróneos que nos llevan a dudar de si estaremos haciendo lo correcto o no.

Y esto sobre todo aumenta, cuando se trata de hablar de alimentación infantil.

Cuando la lactancia no puede ser materna,sino que hay que recurrir a formulas infantiles,o cuando hay que complementar la lactancia materna con dichas leches en polvo,es necesario "preparar un biberón".

Y una duda muy habitual es  qué agua emplear ,del grifo o embotellada y si este agua ha de hervirse o no.

Corre un mito que dispone que el agua que usemos para preparar un biberón deberá ser hervida 10 minutos, si es agua potable del grifo, y 1 minuto, si es embotellada.

¡Bien ! ¡Pues no! ¡ No es así!

El agua,vehículo perfecto

El agua es fuente de vida.

Indispensable disponer de agua,y que este agua sea de calidad.

Es extensa la legislación que regula el agua de consumo humano , con el fin de evitar y prevenir las enfermedades trasmitidas por el agua.

Y es que el agua es fuente de toda vida,como dije al  principio. La nuestra y la de diminutos microorganismos que encuentran en ella un perfecto hábitat.

El agua para consumo humano no puede contener ni bacterias ni virus patógenos, en cantidad suficiente para producir enfermedad.

El agua en el lactante

Las necesidades de agua en el lactante son superiores a las necesidades del adulto, en relación con el peso.

Un bebe de 7 Kg necesita beber poco más de un litro de agua al día.

Un adulto de 70 kg ,si tuviera  las mismas necesidades que el lactante ,tendría que tomar 10,5 litros,aunque en realidad solo necesita 2.5 litros diarios.

Y es que entre el 60 y el 80% del peso corporal del lactante es agua.

El lactante satisface sus necesidades hídricas a través de la leche, del agua que toma como tal,y del agua empleada en la preparación de otros alimentos.

Preparar el biberón

En cada lata o envase de formula infantil láctea, aparecen instrucciones del fabricante acerca de como preparar un biberón.

En general ,se añade una medida rasa de leche en polvo por cada 30 ml de agua tibia y así obtener la concentración recomendada.

Utilizar siempre el cacito que aparece en cada envase o lata, y al acabar la lata desecharlo.

Es mejor así porque el volumen varía si se trata de una formula de inicio o una formula de continuación, o lo que es  lo mismo una formula 1 o una formula 2.

El biberón se preparará con agua, que podrá ser agua potable del grifo o agua envasada.

Todavía en la actualidad se siguen reportando casos de intoxicación por nitritos debido a la preparación del biberón para lactantes con caldo de acelgas.

Como comentaba anteriormente el agua debe cumplir con unos parámetros para ser considerada apta para el consumo humano muy estrictos.

Sin embargo, aun cumpliendo la legislacion ,no es posible asegurar la ausencia de quistes de Giardia u ooquistes de Cryptosporidium en el agua potable.

Y siendo que el lactante presenta menor capacidad inmunitaria y toma una gran cantidad de agua en proporción al peso, el agua potable que usemos deberá ser hervida durante 1 minuto , si nos encontramos a nivel del mar y añadir 1 minuto mas por cada 1000 m de altitud, con el fin de inactivar las formas de resistencia antes señaladas.

El agua embotellada no es necesario hervirla.

No pensemos que por hervir durante 10 minutos el agua del grifo, vamos a obtener mayor seguridad,sino que al contrario, obtenemos un agua en la que la concentración de sodio aumenta como unas 2,5 veces mas.

Estaremos superando el limite superior de sodio permitido por la ESPGHAN (Sociedad Europea Gastroenterología,Hepatología y Nutrición pediátricas), establecido así para no sobrecargar el riñón del lactante.

Otras consideraciones

  • Es necesario preparar el biberón con las manos limpias,lavandolas bien con agua y jabón.
  • La preparación del biberón debe hacerse inmediatamente antes de la toma, aunque también es posible  preparar biberones para todo el día y guardar en la nevera.
  • El metodo más conveniente para calentar el biberón es el baño María; ya que así se consigue un calentamiento homogéneo.
  • En la actualidad,en nuestro país, con las condiciones sanitarias actuales, no se considera necesario hervir los biberones y tetinas para esterilizarlos.
  • Basta con un lavado con agua ,jabón y el cepillo especial biberones y tetinas.



Hasta aquí" preparar un biberón" . Si te ha parecido interesante lo puedes compartir.