viernes, febrero 10

Cosmética natural. Qué es y en qué consiste

La cosmética natural se presenta como alternativa eficaz a los cosméticos de tipo convencional disponibles en el mercado de forma generalizada. También conocida como cosmética ecológica, ofrece productos elaborados con ingredientes naturales, muy respetuosos con la piel.

cosmetica natural


Estos cosméticos de carácter natural resultan especialmente indicados para todas aquellas personas que padecen de cierta sensibilidad química, además de alergias o asmas y problemas concretos de la piel, como dermatitis y psoriasis, aunque realmente son útiles y recomendables para todos, ya que se evitan ciertos tóxicos.

Existen algunas pautas comunes que determinan lo que se puede denominar cosmética natural. Entre esos criterios predomina el origen vegetal de las materias primas utilizadas, especialmente si se basan en cultivos ecológicos, recurriendo solamente a emulgentes como aceites, lecitinas, grasas o ceras.

Además, ni contienen materias primas procedentes de animales vertebrados ni están testados con ellos y no admiten colorantes sintéticos o productos derivados del petróleo, permitiendo solo conservantes de tipo natural.

Los beneficios de la cosmética elaborada a base de ingredientes biológicos naturales son muy diversos, ya que se produce mayor adaptación a la dermis de los mismos. Presentan menor agresividad y desaparecen posibles efectos secundarios o reacciones alérgicas, especialmente en personas con sensibilidad más marcada. Sus propiedades antioxidantes y capacidad para frenar el envejecimiento cutáneo son más que evidentes.

A nivel de salud, no relacionada estrictamente con la estética, también ofrecen otras ventajas, puesto que se eliminan los riesgos de intoxicación inherentes al uso de productos sintéticos o minerales y mantienen el aroma de las sustancias naturales, eliminando la presencia de aditivos.

Al contrario que sucede con otros productos presentados como cosmética rápida, la cosmética natural ofrece resultados a largo plazo, porque realmente trabaja desde el interior de la piel, realizando su acción reparadora desde las capas más internas, lo que garantiza efectos más duraderos.


Ante la decisión de confiar en la cosmética natural para el cuidado de nuestra piel, es importante decantarse por marcas de confianza, que aseguren el cumplimiento de esas premisas.

Eso ocurre con Karemika Cosmética Activa, que trabaja con ingredientes basados en activos como vitaminas, colágenos, ácido hialurónico o extractos marinos.

En esta línea, ofrece una completa gama de cremas antiedad y reafirmantes, aptas para hombres y mujeres de cualquier tipo de piel, contorno de ojos con gran eficacia antiarrugas, antibolsas y antiojeras, tratamientos hidratantes para pieles maduras y jóvenes y tratamiento facial regenerador a base de componentes como aloe vera, partículas de oro y proteínas de soja.